Del miedo a la libertad.


Tu de que manera ves el miedo, para mi el miedo es un gran maestro, en el sentido que me indica donde cree mi mente que están mis límites, “mi mente”, no “mi ser”.
Al enfrentarme al miedo, me conquisto a mi misma.
Todos sin excepción, sentimos miedo, es una emoción que más de una vez la hemos sentido.
En algunas ocaciones nos ayuda a protegernos del peligro y a ser prudentes. Sin embargo la mayoría de las veces los miedos son irracionales, tóxicos y nos limitan.
Pregúntate; ¿Que me impide conseguir lo que deseo? ¿Es un miedo real ó irracional?
Da siempre la bienvenida al miedo, visualiza el miedo como una herramienta de crecimiento, para salir de tu zona de confort y expandir tus oportunidades.
Toma la decisión de confiar en ti.
“Cuando existe libertad, no hay espacio para el miedo”
Cuando un miedo irracional llegue a ti, respira profundamente ve hacia adentro  cerrando los ojos y analiza en que parte de tu cuerpo se manifiesta está emoción. Sigue respirando profundamente, las veces que sean necesarias, mientras respiras imagina como el miedo que sientes poco a poco va saliendo de tu cuerpo a través de tus exhalaciones.
No dejes que el miedo se apodere de tu mente, solo respira y suéltalo.

                                          CONTEMPLACIÓN

La única manera de liberarte del miedo es afrontándolo.
La única manera de ser feliz, es vivir sin miedos.
El miedo no es más que una emoción no le des tanto protagonismo.
La libertad es ligera, el miedo es pesado.
El miedo es lo contrario al amor. Elige amar y confiar.

 

Practica el afrontar tus miedos para alcanzar la verdadera libertad.

 

Blog: Viviana Domit.

 

 

 

 

 


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados